Bosque de ojos

Microficción y poemas en prosa.

Editorial Sudamericana (Random House Mondadori). 2011. Argentina.

 

bosque de ojos

 

Una breve historia de Bosque de ojos

 

“Bajo el título de Bosque de ojos (que le debo a Luis Chitarroni), se reúnen aquí mis cuatro libros de textos breves, muchas veces acentuadamente líricos, otras veces más narrativos o reflexivos. Hasta hace unos años, hubiese englobado estos textos (y en efecto lo hice) bajo el rótulo de “poemas en prosa”, aunque la “prosa” y la “dosis de poesía” que esa prosa pudiera tener siempre ofrecieran alguna incomodidad para los fanáticos de las clasificaciones. Cuando apareció la hospitalaria categoría de “mini” o “microficción” esas incertidumbres o reparos se diluyeron felizmente.

Se trata, ante todo, de una producción desplegada a lo largo de veintisiete años. La entonación, la atmósfera, el lenguaje metafórico, el ritmo, el imaginario todo, han sufrido cambios inevitables. He preferido, en general, no hacer modificaciones sustantivas de los libros anteriores, respetando el momento vital y estético en que fueron escritos y publicados. La última colección: “Historias del Cielo” (2010) se hallaba hasta el momento inédita como libro, aunque varios de sus textos se dieron a conocer en antologías de microficciones y de poemas. El orden elegido para presentar estas obras ha sido descendente. Desde la cercanía o la inmediatez del hoy hasta la distancia del primero de los libros: “Visiones” (1984).

Me doy cuenta, por otro lado, de que las obsesiones centrales permanecen. No se escribe sobre lo que se quiere sino sobre lo que se puede. La búsqueda del otro lado de lo real, de los “otros mundos” que laten, ocultos, dentro de éste, recorre sin duda los cuatro libros hasta “Historias del Cielo”, donde emergen las paradojas que plantea imaginar un “más allá” (reverso inevitable, al menos para mí, de cualquier “más acá”). El título de este volumen no es casual, tampoco, porque el eje de la búsqueda pasa por la mirada. Ojos miopes que se instalan en el ángulo dislocado, la dimensión suplementaria, la perspectiva insólita desde la cual se “desautomatiza la percepción” (Shklovski) y el lado oscuro se hace visible por relámpagos o destellos.”

María Rosa Lojo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s